La dirección de líneas


Este parámetro es de los más conocidos por todo el mundo. Siempre se ha pensado que las personas que tenían unos renglones ascendentes eran personas optimistas y los que, por el contrario, tenían unos renglones descendentes era propio de personas pesimistas. Pues esto no es del todo cierto.


Para catalogar a una persona como optimista o pesimista habría que ver todo el conjunto gráfico, ahora bien, sí es cierto que un renglón ascendente es más positivo que uno descendente pero todos nosotros podemos hacer un día un tipo de renglón y al día siguiente otro distinto porque es uno de los parámetros que más varían en función de cómo nos sintamos en el momento.


Si hay una persona a la hora de realizar un escrito está pasando por un mal momento o se encuentra cansada es más probable que sus renglones se hayan "caído" antes que los de una persona que no está atravesando la misma situación.


No obstante, si la persona constantemente hace sus renglones descendentes puede ser que estemos ante alguien con tendencias depresivas, pero no significa por ello que vaya a entrar en depresión, simplemente tiene esas tendencias.


Cuando los renglones son ascendentes nos va a indicar actividad, energía y voluntad. Estos factores pueden ser más propios de personas optimistas pero no significa que la persona lo sea.


Los renglones horizontales por otro lado nos indican estabilidad, fortaleza, contención, autocontrol, entrega al deber y a sostener la parte emocional. La persona es muy racional.


Cuando hay renglones cóncavos la persona tiene mucha más fortaleza de la que aparenta, son las típicas personas que no inician las cosas pero una vez puestas en acción ante la mínima dificultad sacan fuerza y salen con todo hacia delante con empuje.


Sin embargo ocurre lo contrario con las personas que tienen los renglones convexos. Inicialmente parecen ser personas fuertes pero a medida que van avanzando van desilusionándose y se desmoronan o pierden la iniciativa o la constancia ante la mínima dificultad. Son los renglones de las típicas personas que inician las cosas pero no las acaban, son las personas que se quedan en su zona de confort aunque les duela, ni atraviesan barreras ni asumen responsabilidades.



Líneas cóncavas

Líneas convexas

Cuando tenemos una línea sinuosa, hay mucho desorden, estamos ante personas muy sensibles, con gran inestabilidad emocional. Son personas que se expresan según lo que sienten en el día.


Líneas sinuosas


Cómo medir las líneas



La forma de medir los renglones se puede hacer o bien con el transportador de ángulos (ver vídeo abajo) o bien, de una forma más visual, poniendo un folio en blanco encima del escrito. Intentando que el folio de encima haga de línea base de todo el renglón, de esta forma se puede observar cómo se comporta, así se puede ver si estamos ante un renglón muy rígido, donde apenas hay movimiento o más bien flexible con cierta ondulación.

Cuando tenemos un renglón muy rígido también la persona lo es en su comportamiento, hay mucha necesidad de control y sentimiento de culpa incluso es propio de personas histéricas, donde primero hay mucha contención y ante un detonante se produce la reacción brusca e inesperada.

Lo ideal es que los renglones sean flexibles pero sin llegar a ser sinuosos donde habría mayor inestabilidad emocional, ni ser demasiado rígidos.




También te puede interesar:


- La dirección de la letra.

- El cuerpo central del escrito.

- ¿Qué es la Grafología?

15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo